MI CUERPO MENSTRUAL

Hay CREATIVIDAD en mis ovarios.
Hay ABUNDANCIA en mi útero.
Hay PODER en mi cérvix.
Hay CONEXIÓN en mi vagina y vulva.

Entre más lo pienso, más me doy cuenta que los 4 arquetipos del ciclo menstrual (las 4 fases de nuestro ciclo), también están reflejadas en nuestros órganos femeninos.

La fase preovulatoria, con su arquetipo de Doncella está reflejada en los ovarios, con su dinamismo y su creatividad; con su fuerza y energía creciente, y también en la flexibilidad y fluidez de las trompas de falopio.

La fase ovulatoria, con su arquetipo de Madre está reflejada en nuestro útero, con su hermosa energía de abundancia, de contención, de amor, de nutrición.

La fase premenstrual, con su arquetipo de Hechicera, está reflejada en el cérvix. El cérvix pone límites, sabe cuando abrirse y cuando cerrarse, cuando dejar pasar y cuando no permitirlo. Sabe ser más suave o más firme. Tal como la hechicera, sabe decir “¡Hasta aquí llega esto!” Refleja el poder de ser dueñas de nuestra propia vida y decisiones.

La fase menstrual, con su arquetipo de la Bruja, está reflejada en la vagina. Aprender a fluir, a navegar con los ritmos de la vida… La vagina representa la conexión entre el mundo espiritual/cósmico y el mundo exterior/material, de la misma manera que una mujer menstruando es capaz de ser canal de lo divino en este mundo.

Nuestro cuerpo tiene TODA la sabiduría. No es necesario temerle sintiendo que es el enemigo y se puede enfermar en cualquier momento y “traicionarnos”. En realidad, las que nos traicionamos somos nosotras mismas y nuestro cuerpo quiere que dejemos de hacerlo.
Las mujeres no somos cuerpos con bombas de tiempo a punto de explotar. Si nuestros cuerpos enferman, es porque nos quieren decir algo.
¿Cuál es la mejor manera de cuidar estas partes de mi cuerpo, de mantenerlas sanas y llenas de vigor?
Escuchando su sabiduría y sus mensajes.
El estrés es un mensaje. El dolor, el cansancio… ¿Qué te está diciendo tu cuerpo? ¿Qué cambios tienes que hacer en tu vida? ¿Hacia que parte u órgano tu cuerpo está llevando tu atención y por qué? ¿Cuáles son tus necesidades emocionales? ¿Qué límites tienes que poner? ¿En que sentidos tienes que aprender a fluir? ¿Cómo te estás alimentando, moviéndote? ¿Cuáles son tus prioridades? ¿Cómo manejas tu energía femenina?
La respuesta y el poder están dentro de ti.

Elena Sofía Zambrano

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s